INDUSTRIA 4.0 – SANTIAGO NIÑO BECERRA HABLA DEL FUTURO NUEVO MUNDO – EL DESTINO NOS ALCANZA

santiago-nino-becerra-k50G-U203746645626ulH-575x323@RC copia

Pocos economistas tan conocidos y mediáticos como Santiago Niño Becerra hablan sin tapujos sobre el devenir económico y social del mundo y es posible encontrar fácilmente como se moja este hombre en sus opiniones, por toda la red.
Pero en esta ponencia que comparto,  al final del post, realizada hace un tiempo, diciembre de 2017 (precisamente un mes clave a nivel astrológico), Niño Becerra expone muy sutil pero terroríficamente, el devenir futuro del Sistema a través de la llamada INDUSTRIA 4.0 o la 4ª REVOLUCIÓN INDUSTRIAL basada en la tecnología, la Inteligencia Artificial, la nanotecnología, la globalización en su máximo exponente, la producción automatizada, y el flujo, control y acumulación de la información (Big Data) dónde parece ser que el grueso de la población de seres humanos, a los que Becerra llama los “OUTSIDERS” (“los que están fuera/ aparte”), van ser unos pobres, desempleados y controlados actores secundarios, sin apenas libertad y bienestar, por decirlo finamente, de un mundo donde solo una pequeña clase dirigente y muy rica, en posesión de la tecnología claro, tendrá el control total y disponibilidad de los recursos (como si no lo tuvieran ya).

1024px-Industry_4.0_es

industria-4.0

Becerra lo deja bien claro; mundo sin privacidad, sin profesores ni “titulitis” porque la información y el conocimiento estarán “libres”, sin conciliación laboral, con enorme nivel de pobreza y de desempleo a niveles estructurales, aumento de productividad gracias a la robótica, clases bajas sobreviviendo gracias a la Renta Básica, adormecidas por la marihuana y por el ocio, hiperconectividad, industrias totalmente automatizadas sin presencia del ser humano y control total de la población. Y de refilón habla tanto de la presencia generalizada de nanorobots que toman información como de que los políticos, en un mundo corporativo, no tienen ni papel ni sentido. Toda una película de ciencia ficción distópica. Y hablando de ciencia ficción, Becerra resume perfectamente el mundo al cual parece que nos dirigimos ( y al que nosotros estamos ayudando a crear) diciendo que será una mezcla entre la película SOYLENT GREEN ( Richard Fleischer, 1973) – llamada muy proféticamente en español “CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE”- y la película ELYSIUM (Neil Blomkamp, 2013).

posters soylent green y elysium

Para que después digan que no hay programación predicitiva en las supuestas ficciones que nos endosan en los medios de entretenimiento. Lo que parece ficción es más real que la realidad que supuestamente vivimos día a día en este mundo de la “ilusión”. Y encima Becerra deja caer que hay una tendencia ¿interesada? de hacer estudios sobre la Industria.4.0 situándola en fechas muy futuras cuando ese “futuro” ya está prácticamente aquí y se materializará antes de lo que nos están diciendo ( y ellos lo saben).

Niño Becerra explica todo esto sin dramatismos evidentes o explícitos (supongo porque no quiere/puede y porque forma parte del mundo académico oficial y todo lo que conlleva) aunque si hay una gran carga de horror implícita, que a cualquiera puesto en el sector de la información alternativa, y esté ya contextualizado hacia donde nos dirigimos, sabrá que esto que cuenta es una predicción terrorífica donde todo apunta a que la industria 4.0 es la puerta de entrada a la traca final del “Nuevo Orden Mundial”; que de nuevo tiene poco, porque siempre ha estado aquí solo que ahora tendrá una nueva y “tecnológica” cara. Mismo perro, distinto collar aunque este parece que va a apretar un poco más.

Un orden globalizado sin países tal cual los conocemos, dominados por el poder corporativo, por la invasión nanotecnológica (cada vez tiene más razón Harald Kautz Vella sobre la invasión de la Oscuridad y su intento final de conquistar el alma humana mediante la nanotecnología y la IA) y formado por pequeños estados/grupos/comunidades o conglomerados ( Becerra los llama “clusters”).

Como siempre digo, todo este mundo hipercubico se basa en ciclos y en toda esta revolución 4.0 tiene mucho que ver el ciclo de Plutón (de esto no habla Becerra, ojo ) que cada vez que en su largo recorrido ha caído en un signo zodiacal de Tierra (los signos más mentales-racionales-materialistas) ha ocurrido una de las revoluciones industriales. Si en la 1ª revolución industrial ( 1750-1850 aproximadamente – basada en el carbón/agua/vapor) Plutón se encontraba en capricornio, en la 2ª revolución (desde finales del siglo XIX hasta entrado el siglo XX – basado en la electricidad) Plutón se encontraba en Tauro, y en la 3ª revolución (desde mediados aproximadamente del siglo XX – basado en el petróleo) Plutón se encontraba en Virgo.

03g2 Pluton Revoluciones Industriual

El ciclo se está cerrando y volvemos a encontrarnos en el mismo punto de “reset” que estábamos a finales del siglo XVIII/principios del siglo XIX (y así empieza Becerra comparando el momento actual con el de principios del siglo XIX) porque desde 2008, Plutón ha vuelto a capricornio, donde estará aproximadamente unos 20 y pico de años, en el que actuará como repulsivo, desde dónde, parecer ser, hará que las estructuras ordenadas capricornianas/saturninas del pasado, el viejo orden”, se tambaleen y habrá una muerte y una transformación para generar un nuevo paradigma, un nuevo orden, y un nuevo Sistema dónde será crucial, tal como quieren los controladores del Sistema, la Industria 4.0 en la que ya estamos metidos desde hace tiempo.

Teniendo en cuenta que Plutón y Saturno tendrá una conjunción brutal a finales de 2020 es para estar atentos y preparados sobre el mundo que aceleradamente se está gestando estos últimos años y para estar preparados para reaccionar de la mejor manera, actuar responsablemente, siendo valientes, siendo humanos, no dejándonos dominar por la Inteligencia artificial ni por la tecnología, sabiendo y siendo consciente que hay que estar adaptado lo mejor posible al cambio y a la incertidumbre del futuro.

00f La gran mutacion saturno pluton capricornio

Y luchar por la dignidad de la vida humana y natural cuando llegue el momento. Cueste lo que cueste dejando atrás pensamientos y modelos de vida del pasado que ya son caducos porque nos encontramos en una nueva situación que nos pide actuar responsablemente y de forma totalmente diferente y revolucionaria (a nivel de conciencia y espiritual). Si no lo hacemos por nosotros, deberíamos hacerlo por las generaciones venideras.

“Lo que la gente llama futuro es el presente, lo que ocurre es que la gente lo ignora”. — Manuel Castells

Anuncios